jueves, 9 de octubre de 2008

Refugio

Estaba entrando en un subterráneo, lugar cerrado, del cual iba saliendo un hombre guapo y jóven.
El era simpático y amistoso pero yo iba en el sentido contrario, a un subterráneo donde había peligro de que se cayeran los muros, toda la construcción.

Después yo iba a meterme a una especie de refugio, donde habían familias y niños,
de paises como Albania y del este o árabes y musulmanes. Eran como refugios para casos de bombardeo. Era una guerra. Eso. Yo no estoy preocupada, es simplemente todo "natural", aunque esté sin mi familia.
04.04

2 comentarios:

El Duilfo dijo...

excelente

Marisa Cornejo dijo...

gracias, me das mucho con esa palabra, pues pasar de algo tan oculto como el sueño a compartirlo, es un salto al vacío.
Saludos
M